Los Drum Machines que más se utilizaron en 2021

 

Cuando uno quiere pasarse al mundo hardware por primera vez, suele ser un poco… avasallante. Si bien con los sintetizadores puede ser un tanto más sencillo, pues sus sonidos son relativamente fáciles de diferenciar, hay otros que pueden ser más espesos de estudiar: los drum machines.
Las cajas de ritmos a menudo ofrecen atributos muy similares, y es por eso que os venimos a traer las mejores opciones si es tu primera compra. Eso sí, de nada sirve si no sabes sacarle el máximo partido ni tienes los conocimientos de producción musical suficientes. Si quieres convertirte en un profesional y aprovechar todo lo que te ofrecen estos instrumentos, consulta nuestros múltiples cursos haciendo click aquí.

 

Roland TR-8S

La mítica marca de sintetizadores, con algunos de los drum machines más conocidos de la historia en su catálogo, ha traído su apuesta futurista para los beatmakers. Diseñado para ser usado en directo, este “rhythm performer” combina una interfaz compacta y práctica con una gran variedad de sonidos. Entre estos, encontrarás algunos de los más conocidos de Roland junto a una extensa librería que incluye samples personalizados, una amplia variedad de sonidos FM y efectos muy interesantes. Entre ellos, delays, reverbs y un overdrive que pasan todos por un filtro afinado para cada sonido de cada pack.

 

 

Behringer RD-8 MKII Rhythm Designer

El RD-8 homenajea a uno de los drum machines más influyentes de la historia. A falta de un re-lanzamiento decente de Roland de su mítico 808, Behringer ha satisfecho los deseos de la gente con esta caja de ritmos.

Mejorando los intentos de su competidor con su TR-08, Behringer tomó nota de lo que fallaba y lo implementó en su dispositivo. Una recreación del sonido original del TR-808 con una interfaz totalmente analógica y que recuerda a su musa. Eso sí, añadiéndole algunos toques que la convierten en única.

El RD-8 contiene los mismos 12 tracks y 16 sonidos de percusiones que la original con los mismos parámetros de afinación y nivel. Para actualizarlo, Behringer ha añadido otros parámetros como un swing completamente variable, factores de randomización y un knob dedicado al kick drum para que lo uses como bass line sobre un MIDI. Y por supuesto, con salidas MIDI y USB-MIDI.

 

 

Korg Volca Drum

Esta línea de pequeños dispositivos que Korg ha confeccionado está triunfando por su accesibilidad en cuanto a precio y manejo. En este caso, el Volca Drum está enfocado a generar sonidos únicos con un motor que incluye un simple trigger waveform que puede ser manipulado a tu antojo. Aplicándole overdrive, overtone, distorsionado y pasado por un resonator.
Todo ello partiendo de 5 posibles ondas, que se pueden editar juntas o por separado. Además, incluye un secuenciador de 16 pulsaciones con posibilidad de grabar pulsación por pulsación.

 

 

Elektron Model:Samples

Siendo una de las marcas con las cajas de ritmos más cañeras, a veces Elektron peca de querer ir demasiado a lo complejo. Con el Model:Samples, eso ya no es un problema ya que han simplificado su flujo de trabajo con un drum machine fácil de usar y divertido.
Un Groove box de 6 canales repleto de samples de alta calidad, con 300 presets que van desde sonidos familiares a otros que nunca habías escuchado. Todo acompañado de knobs que te permite toquetear y transformar cualquier sample en algo único.
A parte de un botón para randomizar el secuenciador, puedes también guardar hasta 96 proyectos con 96 ritmos de hasta 64 pulsaciones. Además, con 64MB de memoria para samples y capacidad general de 1GB puedes llenarlo con tus propios sonidos.

 

 

Moog DFAM

El Moog DFAM (Drummer From Another Mother) parte del Mother-32, y utiliza un generador de White noise con dos osciladores de rango ancho como fuente junto a un Hard Sync y una FM controlada por voltaje. Incluye algunos elementos clásicos de Moog como el low pass ladder filter para perfilar el tono.
Su secuenciador es de los más simples que veréis, con solo 8 pulsaciones que pueden ser modificadas individualmente por su pitch y velocidad. El resultado es complejo, orgánico, emocionante y sorprendente.

 

 

Akai Pro Force

El Pro Force es un cruce entre el legendario sampler MPC de Akai y la vertiente enfocada a directos de Ableton Live. Incluye una pantalla táctil para controlar el secuenciador, un lanzador de clips 8×8 y aunque parezca un controlador MIDI funciona como un standalone – lo tiene todo integrado.
Puede hacer muchas cosas, desde importar stems, loops y samples para usarlos al vuelo, a sincronizarlos y afinarlos al momento con el master clock. Puedes convertirlo en un dispositivo para actuaciones de DJ mezclando entre temas y añadiendo efectos, modulaciones y filtros desde la pantalla táctil. Un dispositivo de lo más versátil.

 

 

Otros artículos que te pueden interesar…