Interfaz de audio: ¿Cuál elegir o comprar?

¿Qué es una interfaz de audio?

Una interfaz de audio o tarjeta de sonido es un equipo que conecta micrófonos y otros equipos de audio o instrumentos a tu ordenador. Su labor es convertir una señal analógica en información de audio digital, que luego podrás procesar en tu DAW favorito. Si todavía no te decides por cuál, te dejamos el link a nuestro artículo aquí.

Además de convertir una señal analógica a una de audio digital, una tarjeta de sonido también es capaz de realizar el proceso inverso, convirtiendo la información de audio digital en una señal analógica, que luego podrás escuchar en tus monitores de estudio o en tus auriculares. Si tienes dudas de qué auriculares elegir, te dejamos un artículo que seguro te servirá.

¿Es necesario tener una interfaz de audio?

Técnicamente hablando, la gran mayoría de ordenadores modernos vienen con una interfaz de audio integrada, ya que esta es la que nos permite escuchar música en los altavoces integrados o conectar unos auriculares. Desafortunadamente estas tarjetas de sonido integradas tienen una calidad de sonido mínima y normalmente no tienen opciones de entradas para realizar grabaciones. 

Estas interfaces están bien para escuchar música comprimida en unos altavoces HIFI o para poner nuestros auriculares y escuchar música mientras usamos el ordenador, pero si queremos tener una buena calidad de sonido, sin interferencias, y conectar unos monitores o auriculares profesionales, es mejor tener una interfaz de audio dedicada.

 

¿Qué se debe tener en cuenta al comprar una interfaz?

Quizás lo primero que debemos tener en cuenta a la hora de comprar una interfaz de audio, es cuánto queremos gastarnos. Tener un presupuesto establecido puede ahorrarnos bastante tiempo a la hora de ver las opciones disponibles en el mercado.

En segundo lugar, debemos tener en cuenta cómo la vamos a conectar en nuestro ordenador. Parece algo básico, pero existen muchos tipos de conexiones en el mercado, cada una de estas con distintas características y no todas ellas están siempre disponibles en nuestro equipo.

Lo tercero a tener en cuenta, sería la configuración de entradas y salidas de audio, esto dependerá del tipo de música que hagamos y de el número de instrumentos que necesitemos conectar a la vez.

Para terminar debemos entender las especificaciones técnicas de cada interfaz, de esta manera podremos optar por la mejor opción dentro de nuestro presupuesto.

Vamos por partes:

 

¿Qué presupuesto se debe destinar a la compra de la tarjeta?

El presupuesto que destines, es algo muy personal, no existe una respuesta mala, ni debes sentirte mal por no tener el poder adquisitivo suficiente para adquirir una tarjeta de gama alta. Lo más importante no es el equipo que te puedas comprar, si no los conocimientos que tengas y el uso que le das al equipo del que dispones.

 

¿Qué opciones de conectividad existen?

La única constante que tenemos en la tecnología, es que siempre está evolucionando. Es por este motivo que muchas de las opciones que fueron estándar en un momento determinado, estén obsoletas después de un par de años. Teniendo esto claro, podemos decir que en la actualidad existen algunas conexiones que son consideradas estándar: USB, Thunderbolt, FireWire y PCIe.

  • USB
    El USB es quizás uno de los tipos de conexión más famosos, ha ido evolucionando hasta el USB-C que en la actualidad es compatible con las nuevas conexiones Thunderbolt 3.0, y además de ofrecer transmisiones de datos a alta velocidad (hasta 10 Gbps), tiene la posibilidad de además proveer la energía de alimentación y así evitar tener una fuente de alimentación externa.
  • Thunderbolt
    Desarrollado por Apple y ahora en su versión 3.0, se ha convertido en uno de los estándares más fuertes debido a su velocidad de transferencia (hasta 40 Gbps) y a su baja latencia. La mayoría de interfaces de gama alta modernas vienen con conexión Thunderbolt
  • FireWire
    Una de las conexiones utilizadas a nivel profesional hasta hace unos años, cada vez más en desuso debido a las nuevas conexiones USB y Thunderbolt y al hecho de que no todos los ordenadores tienen una salida FireWire.
  • PCIe
    Quizás uno de los estándares en tarjetas de sonido internas, brinda una gran estabilidad y altas velocidades de transferencia, pero debido a que van conectadas a la placa base, no son tarjetas que a nivel profesional podamos tener instaladas en un ordenador portátil, además estás tarjetas son mucho más costosas, siendo casi exclusivas de grandes estudios profesionales.

 

¿Qué configuración de entradas y salidas elegir?

El número y tipos de conexiones y salidas de audio dependerá enteramente de lo que vayas a necesitar grabar en una sola toma. Existen tarjetas de sonido con sólo una entrada y una salida, como también interfaces con cientos de entradas y salidas.

La mayoría de tarjetas de sonido, vienen por lo menos con un par de entradas, lo cual es suficiente si eres un cantautor, que sólo necesita grabar una pista de micrófono y una de instrumento, mientras que si tu idea es grabar un grupo de Jazz, necesitarás un mayor número de entradas.

También es común que las tarjetas vengan con al menos dos preamplificadores. En los casos en los que quieras conectar directamente tu guitarra o teclado a la tarjeta, debes asegurarte de que la tarjeta disponga de entradas con alta impedancia también llamadas hi-Z, mientras que si tienes intención de utilizar micrófonos de condensador, es importante que verifiques que la tarjeta dispone de alimentación Phantom.

 

¿Qué debo saber de las especificaciones técnicas?

Existen muchas palabras técnicas que no conocemos y que no sabemos si pueden influenciar o no la calidad de nuestra futura tarjeta de sonido o interfaz de audio. No tenemos que asustarnos al no conocer estos términos, ya que poco a poco los iremos aprendiendo.

Empezamos por la frecuencia de muestreo o Sample Rate, esto es el número de muestras de audio que se toman por segundo, con lo cual, entre mayor sea este número, mayor será la resolución de nuestras pistas de audio. En CDs el estándar está en 44.1kHz, esto significa que en un CD por defecto tenemos 41000 muestras por segundo, en el cine por ejemplo se trabaja a 48kHz y en diseño sonoro se puede llegar a calidades tan altas como 192kHz.

La profundidad de bit o Bit Depth es importante también, puesto que este es el que nos da el rango dinámico, 1bit es igual a 6dB, por lo cual, si comparamos de nuevo con el CD, donde el estándar está en 16Bits, podemos determinar que el rango dinamos que se obtiene es de 96dB (16 x 6). Es por eso que 24bits es considerado el formato profesional estándar, pues con esta profundidad de bit conseguimos un rango dinámico de 144dB.

Otro aspecto técnico importante a tener en cuenta, es la calidad de los conversores. Una interfaz de audio con conversores de mala calidad, por más que te dé una frecuencia de muestreo y una profundidad de bits alta, el sonido final no será de buena calidad, por poner una analogía, es como tener la mejor guitarra del mundo con dos cuerdas rotas y las otras cuatro oxidadas.

Y para terminar, algo más que debes tener en cuenta, es si vas a utilizar tu interfaz en un PC o en un Mac. Es cierto que a día de hoy casi todas las interfaces son compatibles con ambos sistemas operativos, muchas de ellas incluso vienen con sus propios drivers, pero por si acaso, es mejor estar seguros, y verificar que la interfaz de audio que vamos a comprar, es compatible con el sistema operativo con el que trabajamos.

 

A continuación encontrarás algunas de las interfaces más populares para home studio en la actualidad:

 

SSL 2+

interfaz de audio - SSL 2+

SSL es uno de los fabricantes más legendarios en la creación de mesas de mezclas junto con NEVE, la SSL 2+ intenta darnos ese famoso sonido de la SSL a un precio reducido.

Precio: 240€
Conectividad: USB-C
Resolución de Audio: 24bit/192kHz
Entradas analógicas: 2
Salidas analógicas: 4

 

Focusrite Scarlett 4i4 3rd Gen

Interfaz de audio: Focusrite Scarlett 4i4 3rd Gen

Una de las interfaces más populares entre quienes están empezando, debido a su buena relación calidad-precio y sus opciones de conectividad.

Precio: 229€
Conectividad: USB-C
Resolución de Audio: 24bit/192kHz
Entradas analógicas: 4
Salidas analógicas: 4

 

Native Instruments Komplete Audio 6

Native Instruments Komplete Audio 6 : interfaz de audio

Con unas características técnicas y precio iguales a las de la popular Scarlett, la Komplete Audio destaca además por incluir dos salidas y dos entradas digitales, además de las 4 I/O analógicas, 2 salidas de auriculares con potenciómetros independientes y un diseño mucho más moderno.

Precio: 229€
Conectividad: USB-C
Resolución de Audio: 24bit/192kHz
Entradas analógicas: 4
Salidas analógicas: 4

 

Universal Audio UAD Apollo Twin X

Interfaz de audio: Universal Audio UAD Apollo Twin X

Quizás la tarjeta de sonido con mejor calidad que puedes encontrar en una interfaz de escritorio, aunque también una de las más costosas. Con previos unison y acceso a los reconocidos plugins de UAD.

Precio: 999€
Conectividad: Thunderbolt 3.0
Resolución de Audio: 24bit/192kHz
Entradas analógicas: 2
Salidas analógicas: 6

 

Audient iD4 MkII

Interfaz de audio: Audient iD4 MkII

Pasamos de la más costosa a la más barata. La Audient iD4, es quizás la mejor interfaz que puedes comprar por menos de 200€.

Precio: 135€
Conectividad: USB 2.0
Resolución de Audio: 24bit/96kHz
Entradas analógicas: 2
Salidas analógicas: 2

 

Recuerda que lo más importante no es cuál interfaz te compras, si no lo que hagas con ella. Esperamos que este post te haya gustado, pero sobre todas las cosas que te haya sido de ayuda para poder elegir la mejor interfaz de audio.

 

Otros artículos que te pueden interesar…