La mezcla armónica para DJs principiantes

Un buen dj no sólo se caracteriza por encajar a la perfección el tempo de dos temas, sino que tiene que ser capaz de mezclar dos (o más) tracks cuyas tonalidades casen de forma precisa. El truco para ello es la mezcla armónica.

El mixing armónico sigue unas reglas establecidas utilizando el sistema de la Rueda de Camelot, cuya interpretación ayuda a acertar qué canción pega con cuál a la hora de pinchar. A continuación te contamos cómo interpretarla y los trucos para comenzar a utilizar esta técnica que perfeccionará tus sesiones.

¿Qué es la rueda de Camelot?

La rueda de Camelot es una representación gráfica de las 12 tonalidades mayores y las 12 tonalidades menores. Las mayores se representan en el círculo exterior y las menores en el interior. A cada nota musical se le asigna un número del uno al doce que van en la dirección de las agujas del reloj. Se trata de una reinterpretación del Círculo de Quintas.

Las tonalidades situadas en la parte interior y exterior respectivamente poseen las mismas notas de la escala, aunque distinto centro de gravedad (mayores y menores). La tonalidad establecerá un centro de gravedad a partir del cual se crearán las escalas y sobre el que orbitarán los distintos acordes. La letra A se asigna a las escalas menores (en el interior de la rueda) y la letra B a las mayores (en el exterior de la rueda) e indica qué tipo de escala se utilizó para la composición del tema.

Siguiendo esta gráfica, los tracks asignados en la misma casilla con el mismo código o tonalidad, son los más propensos a encajar fácilmente porque comparten todas las notas de la escala. Pero existen diferentes trucos o técnicas para variar la tonalidad en tus sesiones y mezclar temas con tonalidades diferentes.

Lo primero que necesitas saber para empezar a utilizar la mezcla armónica es el tono en el que se encuentra cada canción pero si no lo sabes reconocer solo escuchándolo, no te preocupes. Por suerte todos los softwares para djs incorporan ya sus propios sistemas para analizar cada track y detectar su tonalidad para facilitarte las mezclas armónicas. Fíjate en la pestaña key y lo sabrás.

Si eres de la antigua escuela y pinchas con vinilos quizás esto te resulte más complicado sin ayuda de ningún software, pero entrenando la escucha puedes conseguir saber qué tonalidad tiene cada tema. Aún así, tanto si eres dj de vinilo como digital, con el tiempo y la práctica serás capaz de saber de manera intuitiva qué tracks combinan entre sí.

Cómo funciona la Rueda de Camelot

¿Cómo usar la Rueda de Camelot?

La utilización de esta técnica para mezclar consiste en casar temas que tengan tonalidades compatibles.

Antes de ponerte a pinchar tienes que bloquear el cambio de tonalidad. Se trata de activar el Keylock o Master Tempo, tendrá un nombre u otro según el software o herramienta que estés utilizando. Esto es porque si cambia el pitch de la canción cambiará su tonalidad. Si pinchas con platos, donde en algunos modelos no es posible bloquear el cambio de tono, tienes que fijarte en que no haya una diferencia de pitch de más de 1,7% para que el mixing armónico funcione.

A continuación, te contamos cuáles son los trucos básicos para saber cómo poder dar saltos en la Rueda de Camelot manteniendo la armonía.

Cambiar de mayores a menores relativas y viceversa:

Se trata del salto más sencillo y que a primera vista parece más lógico. Muévete de una letra a otra (de A a B y al revés), es decir, de la casilla interior a su homónima exterior y viceversa, manteniendo el mismo número. Es decir, mezcla temas que tengan la misma nota pero cambiando de escala mayor a menor. Por ejemplo, 7A con 7B.

Cambio tonal:

Es otro de los saltos más simples. Se trata de moverte entre los números contiguos en ambos sentidos de la rueda. Solo tienes que solo tienes que sumar uno o restarlo. O lo que es lo mismo, subir o bajar una nota. Por ejemplo, 3B con 2B o 4B.

Cambio modal:

El cambio modal consiste en saltar de tonos mayores a tonos menores y viceversa.

Si te encuentras en una tema con tonalidad mayor (en la parte exterior del círculo), puedes cambiar a uno menor bajando a la correspondiente menor (interior del círculo) y dar tres saltos hacia la izquierda (sentido contrario a las agujas del reloj). Por ejemplo, de de 7B a 4A. Si, por el contrario, quieres pasar de una tonalidad menor a una mayor el movimiento se realiza a la inversa: saltas a la nota correlativa mayor (exterior del círculo) y das tres saltos hacia la derecha (sentido de las agujas del reloj). Por ejemplo, de 7A a 10B.

Energy Bost:

Esta técnica no es exactamente de mezcla armónica porque no combina armonías compatibles. Hacer Energy Bost es crear una sensación de aumento de energía (lo coloquialmente conocido como subidón).

Este tipo de cambio consiste en que la siguiente canción que vas a pinchar tenga una tonalidad que esté a 2 posiciones más (si quieres subir un tono) o 7 posiciones más (si quieres subir un semitono) que la que principal. En este método siempre se suma, es decir, los movimientos son en el sentido de las agujas del reloj y sin cambiar de A a B o viceversa. Por ejemplo, para irías de 2A a 9A para subir el track un semitono o de 2A a 4A para subirlo un tono.

Este efecto es recomendable en transiciones muy rápidas o en las que hay una parada y en ese momento aprovechamos para lanzar el siguiente tema con el bajo ya subido para que no haya disonancias.

 

Así que ya sabes, si todavía no tienes tanta experiencia como Dj y quieres saber si tus mezclas sonarán «bien», te aconsejamos que utilices la Rueda de Camelot. Así verás si todo encaja perfectamente sin haberlo comprobado antes.

 

Otros artículos que te pueden interesar…